SECCIONES

XXIX Congreso Argentino de Derecho Internacional

Sección de Documentación,

Metodología y Enseñanza

del Derecho Internacional

 

Asociación Argentina de Derecho Internacional

XXIX Congreso Argentino de Derecho Internacional

 

 

 

EL LENGUAJE LLANO, SUS POSIBILIDADES DE APLICACIÓN COMO HERRAMIENTA DE REDACCIÓN Y EDICIÓN EN TEXTOS JURÍDICOS

 

 

 

Relatora: Trad. Púb. Rita Tineo[1]

 

 

En tanto el tema a desarrollar por esta Sección de Documentación, Metodología y Enseñanza del Derecho Internacional es El uso del lenguaje llano como herramienta facilitadora del Derecho internacional, en este trabajo se intentará abordar  el fenómeno del lenguaje estilo llano o ciudadano, denominado también “Plain Language”, estilo chiaro o claire como herramienta de comunicación global en el ámbito jurídico.

 

Asimismo,  se intentará analizar el rol del abogado como posible usuario de este estilo al trabajar como mediador intercultural en ámbitos jurídicos plurilingües.

A  tal fin se propondrá el análisis de las consecuencias derivadas del auge de internet como vehículo de comunicación, su impacto en el discurso y el surgimiento del estilo llano. Se abordarán los desafíos que enfrenta el abogado a la hora de comunicar efectivamente. Se propondrá una categorización de las tendencias de aplicación del estilo llano o “Plain” en distintas áreas relacionadas con el ámbito jurídico (sector privado, esfera gubernamental, poder judicial) y un análisis de las tendencias y la normativa existentes, necesarias para que el profesional tome decisiones informadas relativas al estilo, que tienen un impacto directo en el campo semántico y, por ende, en el texto que genera.

 

Se presentará también una síntesis de características lingüísticas que son comúnmente analizadas en entornos jurídicos plurilingües, señaladas como inapropiadas en contextos de comunicación efectiva y que impiden cumplir con la premisa de claridad, precisión y concisión.

 

Introducción

 

Existe una tendencia bastante generalizada respecto del estilo llano que lo considera “chato” o  “simplista”. En los ámbitos profesionales, se subestima la simplificación y se prefiere el estilo de registro ya instalado que recibe la denominación de “tecnolecto"[2].

Sin embargo, la mayoría de las veces los profesionales se sorprenden al tomar conocimiento de los antecedentes legislativos, gubernamentales, judiciales y comerciales que existen y que tienden al logro de una expresión escrita correcta, precisa y clara.

Muchos dicen que el lenguaje llano es la divisa del nuevo milenio, es por ello que me parece interesante aprovechar este espacio para debatir y explorar caminos e intercambiar experiencias.

 

La  presentación consta de  tres partes:

 

1)   sucinta referencia a las características del estilo llano o Plain,  con una breve síntesis  evolutiva a nivel internacional con  mención de algunas de las instituciones y personalidades que adhieren al uso del estilo llano.

2)   Relación de los antecedentes a nivel gubernamental, legislativo y judicial que muestran el interés por generar un nivel de comunicación en el área jurídica y que tienen por objeto garantizar el derecho a la información y el acceso a la justicia, reducir la discrecionalidad interpretativa y la dificultad comprensiva de los textos jurídicos.

3)   Utilización del lenguaje llano como herramienta para generar un texto claro y preciso que sea comprensible, coherente y cohesivo. El objetivo aquí es reconocer las estructuras consideradas arcaicas, detectar errores de expresión y usos incorrectos del lenguaje que son típicos del discurso jurídico y aplicar herramientas lingüísticas para solucionar problemas textuales y discursivos. En este punto, también realizaremos un breve análisis práctico para determinar el nivel de facilidad de un texto seleccionado e intentar decodificar su significado. Éste análisis nos permitirá una breve ejercitación y asimismo, nos facilitará un protocolo de escritura para resolver los distintos niveles de dificultad de un texto (discursivo, semántico, léxico, gramatical y sintáctico) y determinar su super, macro y micro-estructura.

 

En este siglo, con los avances tecnológicos y la creciente interacción tanto en la esfera del Derecho Internacional Privado como en la del Derecho Internacional Público es esencial trabajar con el lenguaje en forma precisa y solucionar problemas derivados del manejo de distintas lenguas en un entorno en el que los sistemas jurídicos pueden ser diferentes. Por la naturaleza misma del trabajo en el ámbito jurídico y por las consecuencias derivadas de la producción escrita, sea ésta de naturaleza normativa, doctrinaria o jurisprudencial, es necesario converger en un modelo de redacción que sea una expresión clara concisa y precisa del texto originado para generar un impacto público, que se utiliza como referencia, que es carente de emociones y que está destinado a perdurar en el tiempo.



[1] La trad. Tineo se ha dedicado a la investigación y difusión de los principios del “Plain Language” desde 1997 y sus lenguas de trabajo son el Inglés y el Español.

[2]  Mariana Cucatto: “El lenguaje jurídico y su “desconexión” con el lector especialista. El caso de a mayor abundamiento.” http://ri.conicet.gov.ar/handle/11336/4951 último acceso: 16-06-2017

 EL ESTILO LLANO 
EN TEXTOS JURÍDICOS  
1 EL LENGUAJE LLANO, SUS POSIBILIDADES DE APLICACIÓN COMO HERRAMIENTA DE REDACCIÓN Y EDICIÓN EN TEXTOS JURÍDICOS 
Relatora: Trad. Púb. Rita Tineo1 

En tanto el tema a desarrollar por esta Sección de Documentación, Metodología y Enseñanza del Derecho Internacional es El uso del lenguaje llano como herramienta facilitadora del Derecho internacional, en este trabajo se intentará abordar el fenómeno del lenguaje estilo llano o ciudadano, denominado también “Plain Language”, estilo chiaro o claire como herramienta de comunicación global en el ámbito jurídico. Asimismo, se intentará analizar el rol del abogado como posible usuario de este estilo al trabajar como mediador intercultural en ámbitos jurídicos plurilingües. A tal fin se propondrá el análisis de las consecuencias derivadas del auge de internet como vehículo de comunicación, su impacto en el discurso y el surgimiento del estilo llano. Se abordarán los desafíos que enfrenta el abogado a la hora de comunicar efectivamente. Se propondrá una categorización de las tendencias de aplicación del estilo llano o “Plain” en distintas áreas relacionadas con el ámbito jurídico (sector privado, esfera gubernamental, poder judicial) y un análisis de las tendencias y la normativa existentes, necesarias para que el profesional tome decisiones informadas relativas al estilo, que tienen un impacto directo en el campo semántico y, por ende, en el texto que genera. Se presentará también una síntesis de características lingüísticas que son comúnmente analizadas en entornos jurídicos plurilingües, señaladas como inapropiadas en contextos de comunicación efectiva y que impiden cumplir con la premisa de claridad, precisión y concisión.  

1 La trad. Tineo se ha dedicado a la investigación y difusión de los principios del “Plain Language” desde 1997 y sus lenguas de trabajo son el Inglés y el Español. 

INTRODUCCIÓN 

Existe una tendencia bastante generalizada respecto del estilo llano que lo considera “chato” o “simplista”. En los ámbitos profesionales, se subestima la simplificación y se prefiere el estilo de registro ya instalado que recibe la denominación de “tecnolecto"2 . Sin embargo, la mayoría de las veces los profesionales se sorprenden al tomar conocimiento de los antecedentes legislativos, gubernamentales, judiciales y comerciales que existen y que tienden al logro de una expresión escrita correcta, precisa y clara. En la actualidad se observa la evolución de las distintas lenguas hacia un lenguaje claro. Los orígenes del movimiento están marcados por la dificultad de comprensión ciudadana de las comunicaciones oficiales de los poderes del estado y los distintos órganos jurisdiccionales. No es de extrañar que los primeros movimientos surgen en el área de la administración pública y luego se manifiestan en las esferas legislativa y judicial. 

EL ESTILO LLANO EN EL LENGUAJE JURÍDICO 

Podemos decir que el estilo llano tiene dos principales vertientes. La primera es la redacción clara para comunicaciones a grandes grupos sociales diversos (administración pública, organismos estatales, poder judicial). La segunda es la aplicación del estilo llano a la escritura académica. Las dos vertientes utilizan características de diseño que tienen en cuenta la super, macro y micro estructura textual. El estilo llano es una herramienta lingüística poderosa para mejorar la comunicación a nivel gubernamental ya que posibilita la transparencia en los actos de gobierno y disminuye la facultad de interpretación discrecional de un texto administrativo. Tanto España, México, Colombia, Perú y Argentina utilizan las pautas del lenguaje claro, llano o ciudadano para brindar a la población el  

2 Mariana Cucatto: “El lenguaje jurídico y su “desconexión” con el lector especialista. El caso de a mayor abundamiento.” http://ri.conicet.gov.ar/handle/11336/4951 último acceso: 16-06-2017  

acceso a la información disponible. Es decir, hay pautas de diseño que permiten redactar de forma comprensible al público en general las instrucciones o comunicaciones de los organismos oficiales. Tales iniciativas se cristalizaron a través de informes de comisiones designadas ad hoc y derivaron en la reformulación de manuales para la administración pública y reformas de diseño en los formularios para completar. Asimismo, tanto en países de habla inglesa como de habla castellana se han impulsado reformas a nivel judicial y legislativo tendientes a la utilización de un lenguaje más claro para comunicar. El sentido de esta característica en particular es el de proporcionar un acceso a la justicia y al conocimiento de las leyes. Tanto en USA como en UK se siguen lineamientos diseñados para la redacción clara de las leyes y evitar ambigüedades y obscuridad. Particular mención debe hacerse de la Unión Europea, que al ser un entorno multilingüe utiliza los lineamientos del estilo llano para la redacción de todos los documentos e informes. Los proyectos de investigación que se realicen en el marco de la Unión, para ser financiados deben estar redactados en estilo llano. El estilo ya está presente en el diseño de sitios web oficiales. Se puede apreciar en el diseño de las páginas, el equilibrio entre imágenes y texto, el tamaño de fuentes, la facilidad de acceso por medio de enlaces, la presentación de la información en forma de FAQs / preguntas frecuentes, etc. Se mide la legibilidad y el funcionamiento de cada página. Hay entidades que otorgan marcas de calidad que certifican que el sitio utiliza el lenguaje llano (UK- Plain English Campaign) En el ámbito jurídico, la expresión clara, concisa y precisa es esencial para proteger y garantizar los derechos de las personas. No obstante, si bien es claro el precepto de que la ley se presume conocida por todos, no hay precepto que indique la presunción de comprensión. ¿puede presumirse el conocimiento sin la comprensión? Este es un debate que se puede abrir, aunque no es el propósito de esta presentación. Para simplificar los textos jurídicos y actualizar su lenguaje para que adquieran mayor claridad es necesario comprender su especificidad. Los textos jurídicos difieren de otros no solo por sus rasgos léxicos o gramaticales o por su no pertenencia a un determinado tipo textual (descriptivo, narrativo, expositivo, o argumentativo) sino también por un conjunto de factores que intervienen en su producción. Solo si se tiene en cuenta esa especificidad, será posible simplificar los textos sean éstos fallos, disposiciones, normativas o resoluciones para poder atenuar su opacidad y facilitar la interpretación de su contenido. El lenguaje jurídico debe mantener su rigor técnico al referirse a cuestiones jurídicas complejas pero, al decir del Presidente de la CSJN, “hacer comprensible el argumento para que la sociedad entienda el lenguaje del Derecho”. El objetivo es lograr una simplificación académicamente responsable y tener como meta la progresiva expresión de sentencias con un lenguaje más sencillo que el actual Para el caso de los escritos académicos, el estilo llano es más resistido. Se piensa en él como simplista, carente de atractivo y poco apropiado. Sin embargo, el estilo llano es útil puesto que permite una expresión clara, coherente y cohesiva, despojada de artificio, con una prosa elegante y precisa, un estilo por cierto alejado del que habitualmente se utiliza. Permite estructurar cualquier presentación poniendo el énfasis en el campo semántico y dejando de lado las estructuras arcaizantes ya desaparecidas del lenguaje común. Ariane Mnouchkine, directora de escena y Directora del Theatre du Soleil expresa “El “demasiado” miente por acumulación. Oculta lo esencial, despista. El demasiado reduce la profundidad del campo. Llena el ojo” 3 . A su vez, Valentín García Yebra, en su obra Teoría y Práctica de la Traducción manifiesta “Si hay dos maneras de decir lo mismo, prefiero siempre la sencilla”. Lo postulado por García Yebra hace más de 60 años está dentro de los parámetros que postula el estilo llano ya que en su obra citada manifiesta su gusto por la expresión directa y con claridad, con la utilización de pocas palabras. Y también expresa una gran verdad: “a veces las explicaciones intrincadas son sólo modos de fingir rigor científico para lo que, dicho llanamente, resultaría trivial o discutible”. 

3 Ariane Mnouchkine. “Conversaciones con Fabianne Pascaud. El Arte del Presente. Teatro Francés Contemporáneo VII. Traducción del Francés. Margarita Musto. Ediciones Trilce 

Muchos dicen que el lenguaje llano es la divisa del nuevo milenio, es por ello que este espacio es un ámbito interesante para debatir y explorar caminos e intercambiar experiencias. El lenguaje claro puede allanar todos los obstáculos comprensivos y facilitar el trabajo de los profesionales tanto sea en el trato con los clientes, con los pares como en entornos judiciales o arbitrales. En este siglo, con los avances tecnológicos y la creciente interacción tanto en la esfera del Derecho Internacional Privado como en la del Derecho Internacional Público es esencial trabajar con el lenguaje en forma precisa y solucionar problemas derivados del manejo de distintas lenguas en un entorno en el que los sistemas jurídicos pueden ser diferentes. Por la naturaleza misma del trabajo en el ámbito jurídico y por las consecuencias derivadas de la producción escrita, sea ésta de naturaleza normativa, doctrinaria o jurisprudencial, es necesario converger en un modelo de redacción que sea una expresión clara concisa y precisa del texto originado para generar un impacto público, que se utiliza como referencia, que es carente de emociones y que está destinado a perdurar en el tiempo.  

                 CARACTERÍSTICAS DEL 
ESTILO LLANO O PLAIN 

En el desarrollo del estilo llano tanto en idioma inglés (denominado Plain Language) como en castellano (también denominado “estilo ciudadano”) se presenta coincidencia en la determinación de las pautas para mejorar la calidad de la producción escrita y unidad en la definición de tres ejes importantes que todo escrito debe cumplir: 1. Claridad, 2. Concisión, y 3. Precisión. Las características son: 1. Utilización de oraciones cortas 2. Utilización de conectores claros  3. Utilización de preposiciones simples 4. Utilización de la primera persona del singular y el plural (inglés) 5. Utilización correcta de los signos de puntuación 6. Utilización de tiempos verbales simples 7. Utilización de verbos modales en forma consistente (inglés) 8. Utilización de palabras o términos técnicos de acuerdo a lo establecido por fuentes pre-determinadas. a) La Real Academia de la Lengua, b) Los diccionarios de términos jurídicos, c) las leyes, d) la jurisprudencia y e) la doctrina. 9. orden de las palabras 10. Evitar las nominalizaciones 11. Evitar el uso de la voz pasiva 12.Evitar la utilización de términos duplicados o triplicados (pleonasmos, redundancia) 

ORÍGENES DEL LENGUAJE LLANO 

Como primer antecedente en inglés, algunos autores como Tiersma 4 , no dudan en citar al Statute of Pleading 5 de 1362 (durante el reinado de Eduardo III). La utilización del Latín para el registro escrito marca un camino que ha dejado sus huellas hasta la fecha. Podemos sí valorar que se comienza a percibir la necesidad de comunicar más claramente las ideas y, en el ámbito jurídico, esa necesidad responde a la existencia de un código de comunicación que, -en sus inicios no estaba destinado sino a la comunicación entre pares-, y que se caracterizaba por un despliegue terminológico distintivo con una estructura gramatical aliena, es decir, un patrón de origen greco-latino que no resultaba familiar a los hablantes de la comunidad en general. 

4 Peter Tiersma, The Plain English Movement, http://www.languageandlaw.org/PLAINENGLISH. HTM] 
5 El texto –escrito en inglés y francés- señala lo siguiente, “debido a los múltiples inconvenientes ocasionados a los individuos por la utilización de la lengua francesa en los tribunales del reino, y porque se percibe que los individuos entienden mejor la lengua que se habla en el reino, se dispone que la lengua a utilizar en los tribunales sea la inglesa para alentar la gobernabilidad y la tranquilidad del pueblo, quedando reservado el Latín para llevar el registro por escrito de tales procedimientos”. http://www.languageandlaw.org/TEXTS/STATS/PLEADING.HTM último acceso. 03/07/2017 

aumentar la producción escrita se consagraron como principios ciertos usos y costumbres, constituyendo el rito un elemento sustancial para tal consagración. A partir de entonces y a pesar del Statute of Pleading, se entiende la presencia de modismos que fueron marcando una distancia del lenguaje del vulgo. Se comienza a definir un registro que representa una forma de lenguaje que es entendido únicamente por aquellos entrenados en los distintos aspectos del saber jurídico (los abogados, jueces, letrados, juristas, escribas), pero no accesible para aquellos carentes de conocimiento jurídico. Estos modismos se enraizaron y siguen presentes con una notable tendencia a la fidelización por parte de los usuarios. A pesar de que los profesionales del derecho han reconocido a esta jerga como lingüísticamente poco clara, redundante o incorrecta, muestran resistencia -aún en la actualidad- para apartarse de estos preceptos. Ésta situación también aplica al castellano, italiano, portugués y francés.

          ORGANIZACIONES DEDICADAS A 
 LA DIFUSIÓN DEL LENGUAJE LLANO
 
The Legal Writing Institute es una organización sin fines de lucro que difunde la mejora en la redacción de textos jurídicos por medio del análisis y la investigación, realiza numerosos talleres y cuenta con publicaciones de difusión. 2.100 son los miembros con los que cuenta y representan a 38 países. Son la segunda organización en importancia en EE.UU. que congrega a profesores de derecho. La sede física del Instituto está en Mercer University School of Law. Tal como publica en una resolución de 1992 el Legal Writing Institute, es clave en EE. UU. el rol que desempeñaron las Asociaciones de Abogados de Texas y Michigan en la difusión del lenguaje llano y también el rol de la Asociación Americana de Abogados. Todas ellas señalaron la importancia de modificar el estilo de redacción de todos los documentos para el público. De hecho, y basándose en la experiencia adquirida, se comenzó a incorporar a los planes de estudio de las carreras de leyes un programa para mejorar la redacción de textos jurídicos que incorpora la utilización de los principios establecidos por el estilo llano o Plain English 6 Plain English Campaign es una organización privada británica que fue fundada por CHRISSIE MAHER quién desde la década de 1960 se ocupa de difundir los principios del Plain English para lograr mejorar el nivel de comunicación y resolver los problemas creados por el lenguaje burocrático, la letra chica de los contratos y la presencia excesiva de jerga jurídica en documentos oficiales. Trabaja a nivel internacional y entre otros, ha prestado servicios a IBM en N. York, a Naciones Unidas en Ginebra y a la Unión Europea en Bruselas. Tiene un servicio de edición para modificar documentos a fin de hacerlos menos ininteligibles para los ciudadanos en general y tiene una serie de marcas de calidad que se obtienen cuando se reúnen los requisitos que la organización impone. Las marcas de calidad indican que los documentos que las llevan utilizan los lineamientos del estilo llano Está presente en más de 17.500 documentos en el Reino Unido, EEUU, Australia, Nueva Zelanda, Dinamarca y Sudáfrica. Es la única marca de reconocimiento internacional

 INICIATIVAS EN EL SECTOR PÚBLICO 

Hay numerosas iniciativas en el ámbito de los tres poderes del estado. Si bien las iniciativas se dieron originalmente en los países de lengua inglesa, pronto se dio una difusión constante en países de lengua hispana. En EE.UU., el primer antecedente lo constituye el libro de John O’Hayre publicado en 1949 denominado “Gobbledygook Has Gotta Go!”. Empleado de una agencia del gobierno federal 7 , percibió la complejidad en la redacción de normas administrativas y las dificultades que esto ocasionaba a los ciudadanos. Más tarde llegó a Europa continental: Suecia (Plain Swedish Group), Francia (Comité d’Orientation pour la simplification du langage administratif), España (Manual de Estilo del Lenguaje Administrativo) e Italia (Progetto y Premio Chiaro). Desde 1978 , en el que aparece el primer decreto del Poder Ejecutivo durante la presidencia de James Carter hasta 2010, con la sanción de la “Plain Writing Act”  

6 Peter Tiersma The Plain English Movement. http://www.languageandlaw.org/ 
7 Bureau of Land Management 

durante el gobierno de Barak Obama, se ve un creciente interés en el desarrollo de políticas comunicativas que garanticen el acceso a la información de manera comprensible. Estas iniciativas incluyen la sanción de leyes para aplicar el lenguaje llano a los contratos por adhesión, a las garantías de los fabricantes, a los seguros. Se puede mencionar, entre otras, la Norma de Inglés llano the Plain English Rule (Securities Act Rule 421 [d]) en la que se dispone que todas las portadas, síntesis y secciones referidas a factores de riesgo en los prospectos sean redactadas en lenguaje llano a partir del 1 de octubre de 19988 . En los Estados Unidos de América también se ve una creciente preocupación por mejorar la calidad de comunicación de la normativa legal y un esfuerzo del poder Judicial para establecer patrones de normalización para ser utilizados tanto en los formularios de parte como en los escritos judiciales. En este sentido, se pueden mencionar las iniciativas desarrolladas en los tribunales federales que generaron la modificación del texto de las Normas Federales de Procedimiento en lo Civil y también en lo Penal. Se puede apreciar en los sitios de los tribunales federales la reforma y diseño de todos los formularios que deben presentarse. En ellos se aprecia la organización de la información y la aplicación de los lineamientos del lenguaje llano ya que se proporcionan aclaraciones para los términos técnicos También hay iniciativas a nivel de los estados, y se puede mencionar la política de lenguaje llano desarrollada en los estados de California y de Nueva York. Se ve claramente desde el diseño mismo de la página de inicio del Poder judicial de cada uno de estos estados. La información es clara, concisa y en el caso de utilizarse términos técnicos, también se aclara el significado entre paréntesis. En paralelo, se incorporan a los contenidos académicos de las Escuelas de Leyes materias que incluyen la redacción de textos jurídicos y comienzan a aparecer los primeros manuales de estilo jurídico. En el Reino Unido la sanción de la ley de “Acceso a la Justicia” de 19999 proporciona el marco legal por el que se crea la denominada Legal Services 

8 “A Plain English Handbook. How to create clear SEC disclosure documents” que es el manual de estilo que la comisión utiliza y que establece las pautas que se deben seguir para efectuar las presentaciones ante la comisión para cotizar en bolsa. 
9 Access to Justice Act, 1999 

Commission que a su vez está integrada por dos cuerpos que administran los dos programas principales: 1) el programa de asesoramiento jurídico para la comunidad 10 , y b) el programa de asesoramiento y defensa en el ámbito penal. 11 El servicio que administra el programa de asesoramiento jurídico para la comunidad [CLS] tiene, entre otras, las siguientes funciones generales: a) Informar al público en general respecto de las leyes y el sistema jurídico y de la disponibilidad de servicios jurídicos b) Brindar asistencia legal respecto de cómo se aplica la ley en ciertas circunstancias particulares c) Asistencia para la prevención de controversias, asistencia para conciliar o resolver disputas o controversias en las que estén involucrados derechos y obligaciones de las personas d) Asistencia para convalidar las decisiones por medio de las que se resuelven las disputas e) La asistencia en procesos no controvertidos. Asimismo, para los profesionales del derecho que se desempeñen dentro del marco de este servicio, la ley establece un marco que propicia la mejora en la cantidad y la calidad de los servicios que se ofrecen y facilita el acceso a quienes lo necesiten. También propicia que se asegure la prestación correcta en función de la naturaleza e importancia de la cuestión a resolver. La ley establece que la Comisión proporcionará los fondos para la prestación de los servicios. La Comisión es la encargada de administrar un fondo 12 para pagar los servicios que se presten. El Lord Chancellor rinde cuentas de la utilización del fondo ante el Parlamento. Los fondos se pueden destinar al pago de servicios contratados por la Comisión con los distintos prestadores. Para ser prestador se requiere el cumplimiento de estándares de calidad en los que se incluye el manejo del lenguaje llano. En el marco europeo, la Comisión Europea tiene definidas pautas de traducción que son directivas generadas por la Dirección General de Traducciones 13. Tienen una página publicada en la que establecen pautas de estilo 14 . 

10 Community Legal Service –CLS- por sus siglas en inglés 
11 Criminal Defence Service 
12 Community Legal Service Fund  

Aplican el denominado “KISS” Approach: KISS: Keep It Short and Simple Establecen, entre otras cosas, que el valor de un documento no es proporcional a su peso. Y recuerdan al cuerpo de traductores que los miembros de la Comisión han solicitado en reiteradas oportunidades que los documentos fueran más sucintos, recordándoles que el Secretario General ha rechazado en más de una ocasión los documentos excesivamente extensos. Indica que los documentos más cortos tienen mayor impacto, esto también se aplica a las oraciones. Establece como ideal el documento de 20 páginas y la oración de no más de 20 palabras. 

DESARROLLO EN LENGUA CASTELLANA 

Con la intención de desburocratizar los procesos administrativos, encontramos la iniciativa generada en México con su “Manual de Estilo Ciudadano de México”. La iniciativa del lenguaje estilo llano se canalizó a través del Manual para la Administración Pública Federal publicado en el año 2004 por la Secretaría de la Función Pública [SFP], denominado “Guía para escribir documentos en Lenguaje Ciudadano”. Este manual responde a una iniciativa del Presidente Vicente Fox desde su asunción en Diciembre de 2000 para impulsar la denominada “reinvención” implementando una transformación radical en la administración pública. La mejora regulatoria generó la iniciativa de Lenguaje Ciudadano que se lanzó el 5 de octubre de 2004. El manual establece que el lenguaje ciudadano es una herramienta ideal para ayudar a los servidores públicos a llevar a cabo el cambio cultural que se necesita para hacer más eficientes los servicios públicos orientados al ciudadano. Si los documentos están bien escritos, los costos administrativos disminuyen y aumenta la eficiencia de la administración pública. Para lograr este objetivo es necesario capacitar a los empleados en el diseño y escritura de los documentos normativos, formularios y comunicados para utilizar el lenguaje ciudadano. Luego, se realiza el paso de redactar a nuevo documentos normativos, formularios y comunicados ya existentes. Dentro de este contexto, se proporcionan guías, tales como la Guía para emitir documentos 

13 Directorate-General for Translation 
14 Fight the Fog, Write Clearly. How to write Clearly. Directorate-General for Translation, European Commission.  

normativos, disponible en la sección de Guías de Referencia Rápida en su portal 15 En Colombia, la Secretaría de la Función Pública publicó en 2011 la Guía de Lenguaje Ciudadano para la Administración Pública Colombiana 16 . En Perú, el Poder Judicial publicó el “Manual Judicial de lenguaje Claro y accesible a los ciudadanos” 17 en el año 2014. Entre otros aspectos, abarca el derecho a comprender como parte del debido proceso; usos del lenguaje en los documentos de comunicación judicial; técnicas para la redacción de sentencias. En España, desde la década de los ochenta se comienza a desarrollar una política de calidad de textos producidos por la Administración Pública. En el año 1990 se publica el Manual de Estilo del Lenguaje Administrativo. Éste fue elaborado por técnicos en la materia y por lingüistas. Ofrece precisión y eficacia comunicativa en un entorno generalizado de sencillez. Esta iniciativa fue seguida por la del Ministerio de Justicia que se cristalizó con la presentación del Informe de la Comisión de Modernización del Lenguaje Jurídico en el año 2011. 18 En este informe se dan pautas de redacción, de usos de signos de puntuación y recomendaciones estilísticas en general. 

               REPÚBLICA ARGENTINA 

En nuestro país, existe un manual de estilo cuyo uso está muy difundido: el “Manual de Estilo de la Procuración del Tesoro de la Nación” 19 El manual de estilo da pautas de redacción que se aplican a los textos que produce la Procuración y las delegaciones que forman el Cuerpo de Abogados del Estado. En este manual, al igual que el manual de estilo ciudadano, se perciben las mismas características de estilo definidas para el estilo llano en la lengua  

15 www.normateca.gob.mx 
16 http://www.portaltributariodecolombia.com/wp-content/uploads/2015/07/portaltributariodecolombia_guia-de-lenguaje-claro-paraservidores-publicos.pdf 
17https://www.pj.gob.pe/wps/wcm/connect/7b17ec0047a0dbf6ba8abfd87f5ca43e/MANUAL+JUDICIAL+DE+LENGUAJE+CLARO+Y+ACCESIBLE.pdf?MOD=AJPERES 
18https://www.administraciondejusticia.gob.es/paj/PA_WebApp_SGNTJ_NPAJ/descarga/Informe 19 segunda edición revisada, actualizada y ampliada. 2006.  

inglesa. Todos los manuales hacen referencia a la Claridad, la Concisión y la precisión. El Manual de la procuración del tesoro establece tres pautas como ejes fundamentales: 
1.- la CLARIDAD, cuando define que para “asegurar la efectiva publicidad de la actividad administrativa, el lenguaje debe ser conciso, ilativo, preciso, objetivo y sobrio; corresponde evitar los giros Sobreabundantes, los artilugios literarios y los usos discriminatorios”. 
2.- la CONCISIÓN, al establecer que “los textos no deben ser más extensos que lo necesario. Debe buscarse una proporción entre la cantidad de palabras y las ideas que deseen comunicarse. Se aconseja escribir párrafos breves. Si fuera necesario escribir párrafos largos, deberá tenerse especial cuidado en el uso de los signos de puntuación, en particular del punto y coma y del punto y seguido. Cada párrafo debe contener una sola idea.” 
3.- la PRECISIÓN, manifestando que “Para conseguirla deben usarse las palabras y los modos de expresión que generen la menor ambigüedad. Para ello debe evitarse el uso de palabras con sentido figurado, en especial cuando se trate de palabras que tienen un significado específico en el dominio del Derecho. En este contexto, recomienda tomar como principal referencia las palabras admitidas por la Real Academia Española, la Academia Argentina de Letras, la Asociación de Academias de la Lengua Española y diccionarios jurídicos; en sus primeras acepciones. Pueden repetirse palabras en la misma oración o en oraciones contiguas cuando su reemplazo por un sinónimo afecte la claridad o precisión. En particular, para los términos jurídicos, el manual establece como necesario tener en cuenta, en orden excluyente: a) en primer lugar, su significado “legal” que esté expresado o pueda deducirse de las definiciones contenidas en los códigos o en otras leyes; b) en segundo lugar, el significado atribuido por la jurisprudencia predominante; c) en tercer lugar, el significado atribuido por la doctrina. Si un término técnico-jurídico tiene un significado diverso al del lenguaje corriente debe definírselo. En cuanto a los modos de expresión establece que: “Los textos deben escribirse, en la medida de lo posible, en un lenguaje corriente tanto en el plano léxico, como en el sintáctico; y la terminología técnica sólo debe aparecer cuando lo exija la precisión. (Sobriedad) Los textos deben tener la solemnidad propia del lenguaje jurídico, pero sin excesos que afecten su claridad y sencillez. Deben evitarse las demostraciones innecesarias de erudición, los excesivos desarrollos teóricos y las citas que sean prescindibles. En cuanto a los tiempos verbales, al igual que en el Plain English, establece una preferencia de uso: las formas verbales simples: “Los hechos y antecedentes deben relatarse en pretérito perfecto simple, sin perjuicio de utilizar los tiempos verbales que corresponden dentro Por otra parte, debido a la sanción de la ley 24.967 se llevó adelante el proyecto del “Digesto Jurídico Argentino”. Este proyecto fue un desarrollo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires con la Dirección de su entonces Decano, el Dr. Atilio Alterini. El digesto es una compilación de todas las leyes. Con este marco, asimismo, la Universidad del Salvador publica el Manual de Técnica Legislativa bajo la dirección del Prof. Antonio Martino. En su parte segunda, el manual hace referencia al lenguaje normativo indicando pautas similares a las incorporadas por el manual de estilo de la Procuración del Tesoro de la Nación: hay coincidencias en cuanto a la brevedad de las frases, la concisión, integridad y univocidad; los usos de los verbos en la redacción de disposiciones, la utilización de modalidades deónticas para la redacción prescriptiva; la utilización correcta de las conjunciones disyuntivas; la utilización de términos jurídicos o técnicos con el significado que les asigna la ciencia o técnica que les concierne; el orden excluyente para asignación de significado – leyes, jurisprudencia dominante y doctrina -; remisión a la Real Academia Española de la Lengua. En su parte tercera, el manual establece normas para la escritura de textos normativos y entre otros puntos, define el uso de abreviaturas y siglas, su escritura; el uso de mayúsculas, la forma de escritura de fechas y números en general; la utilización de signos de puntuación; las reglas para las citas de disposiciones normativas, etc. En el ámbito del Poder Ejecutivo, podemos mencionar la iniciativa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos: “Derecho Fácil” 20 La página está diseñada para ofrecer una óptima navegación, hay equilibrio entre los referentes gráficos y los textuales. Entre otra información, detalla la siguiente: “Las leyes existen para ordenar nuestra vida social. Constituyen la base sobre la que nos organizamos como sociedad, regulando nuestras actividades. Por eso es fundamental entenderlas y así, cumplirlas y exigir su cumplimiento. Para que todos estemos en condiciones de conocer y cumplir las leyes, este sitio te propone distintas alternativas: • Ley Simple es una versión en lenguaje fácil de las leyes, decretos y resoluciones que atraviesan la vida cotidiana. Evitamos las palabras técnicas y la redacción complicada para traducirlas a la forma de hablar de todos los días. El servicio tiene fines didácticos y no pretende reemplazar a la ley en su versión oficial. • Wiki Ius es un proyecto colaborativo al que te invitamos a sumarte. Se trata de construir entre todos un glosario de términos jurídicos con explicaciones sencillas y sin tecnicismos. • Justicia Cerca aplica las leyes a situaciones concretas que se te presentan día a día. Nos hacemos las preguntas que vos te harías frente a distintas circunstancias, te respondemos con las normas que pueden ayudarte y te derivamos a lugares que pueden asesorarte.” Este sitio es desarrollado por la Dirección Nacional del Sistema Argentino de Información Jurídica (SAIJ) dentro del marco del Programa Justo Vos que depende de la Secretaría de Planificación Estratégica del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.”  

20 http://www.derechofacil.gob.ar/  

En cuanto al desarrollo en el ámbito del Poder Judicial, en el año 2007, el 16 de marzo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por medio de la Acordada n° 4/2007, Expediente n° 835/2007 estableció un ordenamiento para catalogar los requisitos de admisibilidad de los escritos mediante los que se interponen el recurso extraordinario que prevé el art 14 de la ley 48, y, ante su denegación, la presentación que contempla el artículo 285 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. (Recurso extraordinario y Recurso de Queja por denegación). La corte limita el número de páginas: 40 para el Recurso extraordinario y 10 para el de queja por denegación. Define el tamaño de letra: no debe ser inferior a 12. Establece un formato de Carátula y define que se debe incluir la mención clara y concisa de las cuestiones planteadas y el relato claro y preciso de todas las circunstancias relevantes del caso que estén relacionadas con las cuestiones que se invocan como de índole federal. También dispone para el caso del recurso de queja, el recurrente deberá refutar, en forma concreta y razonada, todos y cada uno de los fundamentos independientes a la resolución denegatoria. Se desestimarán los recursos cuando el recurrente no cumpla con los recaudos o lo haya hecho de modo deficiente. La corte, mediante la acordada N 17/621 dispuso la creación de un CENTRO DE INFORMACIÓN JUDICIAL con el objeto de: • Mejorar la base de datos disponible para lograr un desempeño más eficiente de la función judicial en todas las instancias y jurisdicciones de la Nación • Promover la difusión de las decisiones judiciales para permitir a la comunidad una comprensión más acabada del quehacer judicial • Ampliar la pág. “web” prevista en la acordada 1/2004 para favorecer el acceso de los jueces a los fallos y la documentación jurídica de la biblioteca y demás dependencias del Tribunal • Ofrecer información veraz y comprensible, tendiente a facilitar el diálogo entre la ciudadanía y el Poder Judicial (Recomendación de la Conferencia Nacional de Jueces –Santa Fé marzo/abril 2006 y el Segundo Congreso 

21 Área de Comunicaciones de la Dirección de Prensa, Ceremonial y Comunicaciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Director Gral. Emb. Albino Gómez 

Iberoamericano de Capacitación Judicial 22 –Mar del Plata- 2-4 de noviembre 2006) • Mejorar las relaciones entre la Justicia y la sociedad y el perfil público del Poder Judicial dando respuesta a las demandas de mayor transparencia como emisor responsable de las posiciones oficiales y como receptor de las inquietudes y propuestas de la sociedad civil • Constituirse como un lugar de referencia al que la ciudadanía pueda recurrir en busca de información confiable. 

  EL LENGUAJE JURÍDICO PROTOTÍPICO 

Podemos observar que las características del lenguaje jurídico actual son similares en distintas lenguas (inglés, francés, italiano, portugués y castellano). Esto se debe a la fuerte influencia del latín a través del Derecho Romano. Este fenómeno es observable en la lengua inglesa dada la invasión de los Normandos en 1066 y su influencia en el derecho y la justicia. Es, asimismo, observable en los textos prototípicos como las sentencias y las leyes, así como también los textos administrativos, protocolos notariales etc. de clara naturaleza dispositiva o prescriptiva, aunque también aparece la prosa argumentativa en algunos casos. Los instrumentos de comunicación son formales y tienen un cierto nivel de especificidad en relación a tres elementos: el léxico, la sintaxis y el estilo, que según Javier María Gutiérrez Álvarez 23 “son exclusivos del ámbito profesional (…) con particularidades y modismos semánticos y encierran en su fondo cierto artificio por cuanto que suponen un apartamiento del uso común, (…). Esta especificidad es la causa que determina el rasgo principal de oscurantismo y opacidad sobre el que coinciden diversos autores” 

22 “La comprensión de la sentencia permite un adecuado ejercicio del derecho de defensa en juicio y mejora la relación con el público. Es imprescindible que el juez, a la hora de redactar esa sentencia tenga en cuenta quién es su destinatario y realice aquellas elecciones léxicas y gramaticales que, con sobriedad y sencillez lo aproximen a la comunidad en lugar de alejarlo de ella.” 
23 El Lenguaje Jurídico: Estudio y Propuesta Didáctica. Universidad de Barcelona-Freie Universität Berlin.  

               CARÁCTERÍSTICAS DEL 
         LENGUAJE JUDICIAL ACTUAL 

• Párrafos excesivamente extensos • Empleo de terminología arcaica • Innecesaria complejidad sintáctica que dificulta la comprensión. 

           ERRORES MAS COMUNES
                  DE REDACCIÓN 

• Abuso de construcciones nominales 
• Empleo excesivo e incorrecto del gerundio. Acumulación de gerundios 
• Uso de perífrasis innecesarias 
• Uso de la voz pasiva 
• Acumulación de locuciones prepositivas 
• Uso incorrecto de preposiciones 
• Dequeísmo, queísmo 
• Problemas de concordancia 
• Utilización incorrecta de tiempos verbales el futuro imperfecto del Subjuntivo 
• Utilización deficiente de los signos de puntuación 
• Redundancia expresiva léxica (Pleonasmos) 
• Uso y abuso de circunloquios: 
• Abundancia de locuciones prepositivas: Al analizar un texto con contenido jurídico se tienen que tener en cuenta sus características distintivas: 
 Rige para hechos futuros 
 Ordena, prescribe o dispone 
 Es neutro, es decir carente de emotividad, sobrio 
 Perdura en el tiempo 
 Los errores tienen consecuencias 
 Las palabras adquieren gran significancia 
 Está diseñado para ser consultado como referencia 
 La precisión es de vital importancia. 
Todas estas características son esenciales en leyes, reglamentos, fallos, contratos, etc. Es por ello que resulta aconsejable la aplicación del estilo llano. Su utilización es preventiva, pues cuanto más claro, preciso y conciso sea el texto, menor será su exposición a interpretaciones diferentes. ¿Por qué utilizar el estilo llano? Porque existe una práctica internacional caracterizada por el uso de un lenguaje simple y claro en los documentos del gobierno. Porque países como Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Suecia, Australia, Nueva Zelanda, España han trabajado por más de 30 años en proyectos para simplificar el lenguaje burocrático. Con los proyectos de simplificación del lenguaje, se intenta lograr que la comunicación entre el gobierno y los gobernados sea más abierta y clara, de manera que los ciudadanos puedan ejercer sus derechos y cumplir sus obligaciones sin ningún tipo de ambigüedad o discrecionalidad. Se percibe una coincidencia en los lineamientos definidos por la comunidad de habla inglesa y la de habla castellana ya que la guía establece que se debe organizar un protocolo de escritura que contemple una revisión para: 
 Depurar el contenido (eliminar lo irrelevante o agregar detalles necesarios) 
 Organizar mejor las ideas 
 Simplificar las oraciones 
 Precisar la información 
 Mejorar la presentación 
 Eliminar errores.  

                             CONCLUSIÓN

Un texto deficiente, poco claro, siempre genera la necesidad de interpretación y en el caso parte-contraparte, siempre es la contraparte la que va a interpretar, es el “otro” quién completa el acto comunicativo decodificando según su saber y entender. Es aquí donde el redactor, a menudo, se ve involucrado ya que de alguna manera “traiciona” el concepto originalmente concebido, generando un documento que es deficiente Las ventajas del estilo llano son muchas y en general tienen dos aspectos prácticos: generan un mayor grado de satisfacción en los usuarios y mayor fidelización, y por otro, disminuyen los costos de litigar, ya que hay menor posibilidad de interpretación errónea de cláusulas en los documentos. Se fortalece la tendencia al institucionalizarse como política de aplicación el lenguaje llano para el sector corporativo y de defensa a los derechos del consumidor. Todo profesional del Derecho cuya tarea sea generar un texto destinado a regular derechos y obligaciones debe conocer las normas estilísticas aplicables, investigar las aplicaciones prácticas propuestas por los tribunales, -intérpretes últimos del significado- para poder tomar decisiones informadas y poder expresar un fundamento razonado respecto de las decisiones que toma al redactar. Indudablemente, el estilo llano es un estilo consolidado por su adopción a nivel oficial y debemos superar nuestra resistencia al cambio. Si un texto original presenta verdaderas ambigüedades, entonces, debemos aprender a distinguirlas, y corregirlas evitando los vicios de escritura que claramente están instalados y se perciben en los textos producidos. Rodríguez Aguilera24 sostiene lo siguiente: “el jurista ha de dar a la palabra contenido y palpitación humana, y el legislador, el abogado y el juez han de asumir la conciencia de la sociedad en que viven y par la que trabajan, y han de hablarle en el lenguaje suyo propio de cada momento, con los obligados e indispensables términos en que hayan sintetizado conceptos e instituciones, pero también con los términos usuales del más amplio y adecuado entendimiento, de 24 El lenguaje Jurídico (1969)  manera buena, llana y paladina, como en nuestro lenguaje clásico se nos ha venido diciendo”



ACTIVIDADES SECCIONES

XXIX Congreso Argentino de Derecho Internacional

XXIX CONGRESO ARGENTINO DE DERECHO INTERNACIONALMENDOZA 2017CINCUENTA AÑOS DE LABOR DEL COMITÉ LEGAL DE LA ORGANIZACIÓN MARÍTIMA INTERNACIONAL. INSTRUMENTOS JURÍDICOS En junio del presente año se cumplieron 50 años de la primera sesión del Comité Legal de la Organización Marítima In...

XXIX Congreso Argentino de Derecho Internacional

...

XXIX Congreso Argentino de Derecho Internacional

...

XXIX Congreso Argentino de Derecho Internacional

...

XXIX Congreso Argentino de Derecho Internacional

...

XXIX Congreso Argentino de Derecho Internacional

...

Formulario de solicitud de ingreso enviar a secretaria@aadi.org.ar
Formulario de cambio de categoría enviar a secretaria@aadi.org.ar
Formulario de actualización de datos enviar a tesoreria@aadi.org.ar
Instrucciones para el pago de cuotas e Inscripciones. tesoreria@aadi.org.ar

Novedades

Actividades

Doctrina

Links de Interes

Contacto

Córdoba 2020, Rosario,

Provincia de Santa Fe

Casilla de correo nº 177

Correo Central Rosario

C.U.I.T.: 30-70358704-2

informes@aadi.org.ar

AADI.© Todos los derechos reservados